Saltar al contenido
Portada » Blog » Así funciona el sistema doble de combustión en una salamandra a leña

Así funciona el sistema doble de combustión en una salamandra a leña

Básicamente, las salamandras, desarrolladas con un sistema de doble combustión, permiten ahorrar leña así como reducir la toxicidad de los gases que intervienen en el proceso de calentamiento.

La característica básica de este calentador de doble combustión es que su sistema de doble cámara con combustión lenta está perfeccionado para retener el aire caliente durante un período de tiempo más largo. Esto permite que la leña se utilice más tiempo, lo que ahorra combustible.

Este sistema de doble cámara, o más simplemente, con dos cámaras, consta de varios elementos: una entrada de aire, una unidad de control de temperatura extraíble, una entrada de aire secundaria, un compartimento de salida de gas y un regulador de tiro.

Ventajas de las cámaras de doble combustión de salamandras y hornos

Las salamandras vuelven a ocupar un lugar importante no solo por la correcta calefacción de los apartamentos, sino también por razones decorativas y estéticas.

Ciertamente, Benjamin Franklin nunca hubiera pensado que su invento de 1743 duraría tanto. Menos aún, que sufriría modificaciones que optimizarían su uso para calentar espacios habitables.

Hablando de grandes avances tecnológicos: las modernas salamandras de doble combustión tienen importantes ventajas para calentar nuestras habitaciones.

Permiten un control de combustión más eficaz.

Quemar leña es más eficiente.

El aire caliente permanece más tiempo en la salamandra.

Aporta al medio ambiente un calor más seco y limpio.